Preguntas Habituales

IMG_0534¿Cuándo debo acudir a un psicólogo?
La respuesta a esta pregunta es muy sencilla. Encontrarse mal no es normal. Lo que quiero explicar con esto es, que muchas veces, debido a nuestra autoexigencia o al hecho de no querer reconocer que no somos ¨tan fuertes¨ como pensábamos, intentamos enfrentarnos a situaciones que no son sencillas de resolver por nosotros mismos. Nadie duda a la hora de acudir a un especialista sin el dolor es físico, pero cuando es psicológico, parece que todo se complica. Pues no, el dolor psicológico se puede y debe enfrentar igual que si fuera una fractura de un hueso. Existen técnicas y herramientas específicas para todos esos dolores mentales, y cuanto más tiempo pase con ese malestar, mas difícil será hacerle frente.
¿Cuanto tiempo dura la terapia?
El tiempo de terapia varía mucho en función de diversas causas. El tipo de patología, el tipo de paciente… Yo he atendido pacientes que en una sola sesión hemos resuelto su problema, porque era algo específico, y pacientes que continúan acudiendo a mi consulta una vez al año para “resetearse” y seguir evolucionando. No es importante el tiempo que se invierta, siempre y cuando sea tiempo de calidad en el cual notes que avanzas en ascenso y que cada día te encuentras mejor.
¿ Se me va a pasar?
Si, sin ninguna duda. Es cierto que ir al psicólogo no es simplemente sentarte en una silla y contar lo que te pasa. Ir al psicólogo implica un trabajo personal importante, y debes tener muy claro si quieres enfrentarte a dicho esfuerzo. Sino vas a poder ser constante o hacer los ejercicios que te manden en la consulta, tus avances serán mas lentos y te frustrarás, lo cual podría generar que abandonaras la terapia y habrías perdido el tiempo y el dinero. Hacer una terapia es como ir al gimnasio. No sirve de nada que te den un listado de ejercicios para fortalecer los músculos si luego no lo practicas en casa. En consulta vas a aprender a pensar, y cualquier aprendizaje requiere práctica. Si sigues las instrucciones que aprenderás en consulta, el éxito está garantizado!
¿Qué se hace en la consulta?
En una consulta debes sentirse muy a gusto. Es decir, debe existir un trato y un ambiente de cercanía en que puedas expresarte libremente. Cada psicólogo tiene su técnica en función del marco teórico en que te se base. En mi consulta, no hay una protocolo establecido. Existe una base muy firme en la que se apoyan todas las sesiones, pero el formato de cada una de ellas, las vas a ir marcando tú. Si has pasado una semana mala y quieres que trabajemos un tema concreto fuera de la línea que llevábamos en las últimas sesiones, yo me pondré en la línea que tu necesites para poder trabajar en cada momento, aquello que te inquieta y que no te permite seguir. En una consulta de psicología debe existir un respeto en los tiempos de conversación. No debe llevar la conversación únicamente uno de los presentes. Es una conversación fluida y entretenida en la que iras trabajando los resortes que te inquietan a la vez que te sientas a gusto. Una consulta de psicología no se debe centrar exclusivamente en pasar batería de test, o relajaciones. Para ello, dispones de tutoriales en internet que puedes hacer tu solo. Una consulta de psicología es algo muy dinámico que atiende directamente tus necesidades mas inmediatas.
¿Cómo se si estoy en un buen psicólogo?
Cuando acudas a un psicólogo, debes asegurarte de que dicho profesional disponga de su título universitario a la vista. Especialmente colgado en la pared. Un psicólogo debe tener un título Universitario Oficial como Psicólogo. Con dicho título, ya estaría capacitado legalmente para ejercer. Lo ideal, sería que dispusiera de algún tipo de postgrado que lo especializara en cuanto a técnica, población o patologías, puesto que por experiencia, una vez que finalizas la carrera, dispones de mucha información general sobre la mente humana, pero pocos recursos específicos para trabajar las patología de un modo óptimo. Si dicho psicólogo dispone de este postgrado, su formación será un plus que tu notarás en la terapia. A su vez, dicho psicólogo debe estar inscrito en el COP( Colegio oficial de Psicólogos) y disponer de un Número de Colegiado a la vista ( en las tarjetas, en los folios, en el sello que ponga en tus facturas…)Por ejemplo, el mío es A-1405. A demás de los detalles de la formación, un psicólogo debe ser una persona cercana, en que sientas que puedes confiar y el lugar donde te reciba debe tener unas instalaciones que aporten confidencialidad a tu visita. Lo normal es que esté en un piso y no en un local a pie de calle.
¿Debo decírselo a mas gente?
Puedes comentarlo con la gente que tu sientas que necesites. Ir al psicólogo no es malo, y te sorprenderás al comprobar como mas de una de las personas que te rodean, han acudido a un psicólogo en algún momento de su vida. Muchas veces no verbalizamos la idea de acudir a un profesional porque creemos que nos van a juzgar o por miedo a preocupar a un ser querido. Debes pensar que la gente que te conoce, seguro que ya se ha dado cuenta de que no te encuentras bien, y si le dices que vas a ponerte en manos de un profesional, seguro que se alegran al pensar que vas a hacer algo para encontrarte mejor. De todos modos, es una decisión que cada uno debe valorar solo, puesto que es un paso personal e íntimo, y cada uno de nosotros debemos valorar si nos vamos a sentir cómodos compartiendo la decisión.
¿Me darán medicación?
La medicación es positiva como algo eventual hasta que te mejores. No siempre es necesaria. En la mayoría de los casos como ansiedad, depresión, fobias, si aprendes una serie de estrategias que te ayuden a rebajar la sintomatología que te produce tu estado emocional. Pero a veces, tu nivel de ansiedad es tan alto, que es necesario introducir algo de medicación para rebajar dichos síntomas y que la terapia tenga más efectos. De todos modos, un psicólogo no está capacitado legalmente para medicarte, aunque disponga de conocimientos académicos para ello. Es tu médico de cabecera o un psiquiatra el que debe extender las recetas. Como mucho, tu psicólogo, podrá hacerte un informe de que estás acudiendo a su consulta, para que se lo entregues a tu médico y el valore la medicación. Jamás debes medicarte por ti mismo ni seguir el consejo de alguien que se encuentre en la misma situación que tu.
¿ Me juzgarán, estoy loco/a?
Para empezar, lo que te está pasando no es culpa tuya. No existe un día en el que te levantaste de la cama y te dijiste a tu mismo/a ” hoy me apetece tener depresión/fobia/ansiedad” o ” hoy quero que me deje mi pareja y pasarlo fatal”. Por lo tanto NADIE debe juzgarte y mucho menos un psicólogo. Un psicólogo debe ser objetivo a la hora de tratarte. Aunque el psicólogo pueda pensar que quizás no te convenga la pareja que tienes actualmente, nunca debe decirte que decisión tomar, o juzgarte porque no la tomes. Debe enseñarte a ver la realidad que te rodea de manera objetiva, para que tu tomes tus propias decisiones y así las tomes con seguridad y sin dudas. Por supuesto, NO ESTAS LOCO/A. De hecho, yo personalmente odio esa palabra aun cuando se dice de manera cómica. Ni siquiera eres ansioso/a, depresivo/a…Es decir, las enfermedades psicológicas te tienen, y se curan. No conforman la persona. No eres cojo porque te duela una pierna. Es algo eventual que se curará y que te dejará vivir tranquilamente. No permitas que nadie te diga lo contrario.
¿Solo me pasa a mí?
Que va!!!todos pensamos que lo que nos pasa a nosotros es lo peor y que no puede haber nadie que esté pasando por lo mismo. Te sorprenderías si un día preguntaras en mitad e la calle si alguien tiene ansiedad, o depresión o miedos o inseguridades…No te sabría dar porcentajes, pero te garantizo que sería un gran número de personas. Lo que pasa es que muchas de esas personas no se paran a pensar que eso que les pasa se puede curar. A veces prefieren distraerse y hacer como que no pasa, para no tener que enfrentarse a ello. No hagas tu lo mismo porque en tu mano está empezar a encontrarte bien!